Reseña “Daytripper”

Reseña mezclada con hermosos pensamientos.

Ensayos De Rutina

GalleryComics_V_1900x900_20140400_daytripper-HC-title_53064f66ad5930.84888693

Es natural que en estas fechas se avive la sensibilidad y la emotividad. Desde pequeños, las costumbres de las fiestas decembrinas se han impuesto como un referente de amor, paz y felicidad, con todo y sus restricciones: prohibido pasarla solo, prohibido pensar en el trabajo, prohibido no llegar a cenar con la familia, y demás tabúes.

Por eso sonreímos aunque no tengamos el ímpetu. Por eso nos vestimos formal. Y horneamos pavo. Y brindamos con bebidas espumosas. Por eso vamos a la iglesia. Nos damos un abrazo. Contemplamos la Luna de Navidad, que no se vio desde 1977 y no se verá de nuevo hasta 2034. Y nos preguntamos quién seguirá con nosotros para esas fechas. Cuántas sillas del comedor estarán vacías. Cuántas habrán sido reemplazadas. Cuántas tendrán que ser añadidas. Y luego callamos. Porque es Navidad y esos pensamientos no tienen cabida. Hoy es noche de gloria en el…

Ver la entrada original 1.033 palabras más

Como la luz del sol

Tomé el celular y respondí. Mis antiguos compañeros de clase me pedían unirme a una pequeña reunión en un parque de diversiones.

Es verdad que al principio me negué, pero sólo yo podía obligarme a dejar la tristeza a un lado y caminar desde ahora en un camino más iluminado.

Habian transcurrido varios meses de preocupaciones y angustias, era el momento perfecto para dejar todo atrás y comenzar a olvidar. No podía imaginar como sería volver a verlos después de tanto tiempo.

Recuerdo cómo las luces me hacían sentir en otra etapa de mi vida, en una época lejana, mucho antes de volverse oscura y opaca.

Las risas de aquellos a quienes el tiempo había alejado de mí, transmitían un calor familiar, una sensación de paz, como cuando es invierno y todos se reúnen para la cena de Navidad.

Al parecer todos tenían historias muy interesantes para compartir, sin embargo, del único que no podían decir algo al respecto era de mí, aunque no tenían por qué, nunca nadie conoció detalles exactos de mi vida.

Los gritos eufóricos de las personas sobre los juegos mecánicos se conjugaban con los diferentes sabores y texturas del mantecado y maíz tostado en mi paladar.

Las luces multicolores parpadeaban al ritmo de la música coloreando mi piel. Resplandeciente como la luz del sol, así se reflejaba la alegría en mi corazón.

lighsets

Registrado en Safe Creative