Lección n.° 25

Creo que me estoy obsesionando,
siento que voy a explotar.
He querido alejarme, pero atraes
a mis ojos como un imán.

He querido aceptar que no se cumplirá,
pero el silencio no me deja pensar.

Sabes, no puedo dormir, porque
en mis sueños no dejas de molestar.

Tú no entiendes cuando son celos,
cuando es impotencia por no hablar,
sólo ves frente a ti a alguien
complicado a quien tratar.

Esto tiene un nombre y no es amor,
nació de la culpa y me envenenó,
el karma llegó y mi corazón fue
el objeto de su dolorosa lección.

Registrado en Safe Creative

Hijos de la octava casa

Cuando uno habla de volver a empezar cree que
tal vez el momento nunca llegará, pero ahora es cuando
tomamos la iniciativa y nos ponemos de pie para admirar
el final de una etapa, el eclipse de sol marcando el destino,
el nuevo capítulo que un día se predijo.

Brotan sentimientos de aquello que no regresará, pero
lo que vivimos, nadie nos lo quitará.
¿Qué pasa si nuestro corazón sigue anhelando, si nuestros
sueños siguen flotando, si nuestros deseos alargan su llegada
y el puente de risas y diversión se acabara?

Date cuenta, el pasado no pudo destrozar nuestra esperanza,
porque para nosotros siempre es lo último que muere.
Somos los que nunca se rendirán, nacimos fuertes
ante la vida, porque nuestros llantos y risas alimentan
nuestra razón de pelear y seguir escalando,
por un mejor futuro, por una alegría sin final.
Nuestras tenezas el escudo y el aguijón un antídoto
contra los obstáculos.

Canta conmigo y nuestras voces alcanzarán las fronteras,
nuestras risas se unirán y la distancia ya no existirá.
Por que la felicidad forma parte de nuestros corazones y
eso nos hace más fuertes que cualquier desenlace.

scorpio_constellation_by_louskan
Registrado en Safe Creative