Mortsceno

Dentro de aquel baúl
reflejose en cristales de azúcar,
endulzando figuras,
cegándolo en la penumbra.

Pinta migajas de sal,
pinta un arcoiris que no tenga final.
Ríe hoy pequeño bufón,
luce obsceno un lóbrego corazón.

Ven conmigo y vive del edén.
Guárdame un secreto,
mientras dance te lo revelaré.
Juega dentro del averno,
baila conmigo lo obsceno.

Purpuran con globos
sin pudor al besar,
derraman hormonas,
invitándome a cenar.

El bufón dice: ¡obsceno, obsceno!
No quiero tu felicidad ¡no quiero!

Luce una cara angelical,
más niño de lo normal.
La edad lo hace cambiar,
destrozando dulces cristales
dentro de la oscuridad.

Se fugó, se escondió,
temeroso lo enfrentó.
Si la inocencia y la ingenuidad
no sirvieron para escapar,
libertino en el mundo
hoy se atreve a caminar.

Registrado en Safe Creative

Anuncios