Enigma viral

Se siente como delicadas
cosquillas en el rostro,
se esparce por nuestra mente
y aterriza en el corazón.

Se contagia con un abrazo de afecto,
se dispersa por el reflejo de
una mirada cordial y prolifera
entre nosotros con una
sonrisa de amabilidad.

Es demasiado fuerte para
tenerlo sin compartirlo,
demasiado grande para
guardarlo sin reflejarlo.

El espíritu comparte la felicidad
entre las personas y tiene
un poder indestructible.

Registrado en Safe Creative

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s